lunes, 18 de enero de 2010

Con el alma sangrante
de limón en la cicatriz abierta
de rabia, de taciturna
no siento la realidad
a veces
cuando despierto al revés
o me siento caminando
al revés
camino, lejos
donde la gente decide mal
donde creo que decido mal
pero no siempre

y tú
refugiado en un 4to piso
cerca del mar
y yo no tengo mar
tengo cemento
polvo y entes
rodeándome, asfixiándome
invasores de mi oxígeno
que ultrajan mi decisión
que humillan mi carácter

en la lejanía, ahí estás
dulce, sol, luz
palabras bonitas
ilusión de 4to piso
de cama grande
alga que desafía las olas
mientras yo desafío los días
y respiro,y me atajo
me abro los ojos con pinzas
como a la fuerza
para no perderme denuevo
en cualquier sábana
en cualquier calor
lejos de tí
presa de la lejanía

No hay comentarios:

Publicar un comentario